Facebook Twitter Google +1     Admin
----- HOLA... ES UN PLACER DARTE LA BIENVENIDA A MI BLOG. EL NAVEGADOR QUE HE USADO PARA CONFIGURAR LOS CONTENIDOS ES EL MOZILLA FIREFOX. SI NO CONSIGUES VER LOS LATERALES, TALES COMO EL TRADUCTOR, LA FECHA y LA HORA, EL CONTADOR, ETC. POR FAVOR CAMBIA DE NAVEGADOR. DEBIDO A LA VARIEDAD DE TEMAS, LA PORTADA PUEDE TARDAR UN POCO EN CARGARSE, POR LO QUE TE PIDO PACIENCIA... MUCHAS GRACIAS. ----- ----- CLICK. EN EL CANTANTE o GRUPO QUE QUIERAS, o ESCRIBE SU NOMBRE EN LA VENTANA QUE SE ABRE y DA A BUSCAR, y ESCUCHA TU MÚSICA PREFERIDA DE AHORA y DE SIEMPRE ----- ----- COMUNICO QUE PUEDE QUE EN ALGUNAS DE LAS PUBLICACIONES NO SE PUEDEN VER YA LAS FOTOS y LOS GIFS e INCLUSO ALGUNOS VÍDEOS, TODO ELLO ES AJENO A MI VOLUNTAD, YA QUE YO SOLO COMPARTO DE INTERNET ESTE MATERIAL, y SON SUS LEGÍTIMOS PROPIETARIOS LOS QUE MANDAN y DISPONEN -----

- PROGRAMA I.N.D.E.C.T -

20121112114311-copia-de-indect.png

La UE financia sistemas de control y vigilancia de las redes sociales

 

David Ballota 

Policías, investigadores y empresas europeas trabajan desde hace más de dos años en la construcción de un sistema de control y vigilancia de las redes sociales y la blogosfera. Wikileakspublicó un importante documento confidencial. En el documento hay referencias a las investigaciones del Consorcio Indect para peinar blogs, chats y redes sociales con el fin de acumular información sobre usuarios (particulares) y organizaciones. Meses después de aquella filtración de WikiLeaks, la Unión Europea sigue desarrollando y financiando un sistema de vigilancia que los críticos describen como el “Gran Hermano digital”, un monstruo orwelliano, siniestro y escalofriante que elabora perfiles de los usuarios de las redes sociales.

Indect desarrolla programas técnicos para registrar y almacenar información a través de un complejo plan de “vigilancia permanente” de “sitios web, foros de discusión, grupos de usenet, servidores de archivos, redes P2P [y] sistemas informáticos individuales”. Asimismo, utiliza avanzada interpretación-CCTV y otros métodos de vigilancia para desarrollar modelos de “comportamiento sospechoso” analizando el tono de voz de la gente (lo que sugiere que las conversaciones privadas se grabarán), así como “la forma en que sus cuerpos se mueven”. Indect en sí es una amalgama de departamentos nacionales de policía, empresas privadas y centros de investigación de universidades de Polonia, Reino Unido, Austria, Bulgaria, Republica Checa,Eslovaquia y España. Entre ellos la la Universidad Carlos III de Madrid. También colabora una empresa española, Moviquity. La Unión Europea financia este macroproyecto de vigilancia en el que según algunas fuentes trabajan estructuras vinculadas al espionaje del ex-bloque soviético y en el que el Ministerio de Interior polaco en la época de poder absoluto de los hermanos Kaczyński y la policía del Ulster han sido esenciales en el desarrollo y puesta en marcha del proyecto. El objetivo son las redes sociales. ¿Indect, una solución mágica de alta tecnología para preservar la seguridad europea violando las libertades?. ¿La UE financiando y desarrollando un “gran hermano digital” que recoge, almacena y analiza datos (XML) extraídos de foros y redes sociales para “preservarnos” de amenazas específicas?. Indect trabaja sobre una base de conocimiento de la población (KBP), un esquema de anotación que “se centra en la identificación de los tipos de entidad de la persona (PER), organización (ORG), entidad geo-política (GPE), ubicación (LOC), fondo (FAC), geográficas / social / político (GPE), vehículos (VEH) y armas (WEA). Incluso la cultura popular y las actividades de ocio caen bajo el resplandor de los organismos de seguridad y sus socios académicos en el laboratorio del control social que nos vigila. Se han permitido incluso tomar como “conejillo de indias”, por ejemplo, a Netflix y sus miles de clientes “anónimos”. En el laboratorio del espionaje cibernético financiado por la UE las cobayas pueden ser empresas, grupos o particulares. Los arquitectos y científicos del “Gran Hermano” digital europeo se permiten recordar – en el documento confidencial publicado por WikiLeaks – que sus proyectos son extensibles a cualquier tipo de entidades. Indect puede con todo, registra, almacena e identifica – en labores de vigilancia – foros, entradas de blog, búsquedas, vínculos obtenidos a través de una lectura de los registros de navegación red, teléfonía móvil, compras con tarjeta de crédito, expedientes médicos, itinerarios de viaje… Indect, financiado con el dinero de los ciudadanos europeos, ha “avanzado” mucho, desde la publicación del documento confidencial por WikilLeaks, en el desarrollo de técnicas de explotación de la información semántica y el uso de la lógica expresiva. El Proyecto Indect, ha recibido más de 20 millones de euros de la Unión Europea. El Ministerio del Interior de Polonia, la Policía de Irlanda del Norte (PSNI), empresas y universidades se han beneficiado de esta inversión pública para el “control de los mismos ciudadanos que la financian”. Además la investigación es susceptible de venderse a una empresa privada. Según Shami Chakrabarti, directora del grupo de derechos humanos Liberty, la introducción de tales técnicas de vigilancia (perfiles poblacionales) de masas es un paso “siniestro” para cualquier país, pero a escala europea es “decididamente escalofriante”. La Comisión Europea, casualidad, insiste en su defensa de una “cultura común en seguridad”. Casualidad, querido Barroso. De hecho la tradicional “distancia” UE-UK se transforma en este campo de la vigilancia, en sólida relación. De acuerdo con documentos de la Unión Europa, la cooperación y el intercambio de inteligencia permite a las policías europeas acceder a la información sensible en poder de la policía del Reino Unido, incluyendo la base de datos de ADN, que afortunadamente, el nuevo gobierno británico ha prometido revisar. Stephen Booth, investigador que ha ayudado a elaborar un expediente relativo a la agenda de la justicia europea, denuncia que proyectos como Indect confirman la visión “orwelliana” de la política europea.

Todo esto es bastante aterrador. Estos proyectos implican una gran invasión de la intimidad y los ciudadanos tienen que preguntarse si la UE debería gastar sus impuestos en planes como Indect. La UE carece de suficientes controles y equilibrios, y no hay evidencia de que alguien haya preguntado si esto es del interés de nuestros ciudadanos

Según el portal oficial del Proyecto Indect sus objetivos principales son “desarrollar una plataforma para el registro y el intercambio de datos operativos, la adquisición de contenidos multimedia, procesamiento inteligente de toda la información y la detección automática de amenazas y el reconocimiento de comportamiento anormal o la violencia”.

... vigilancia continua y automática de los recursos públicos, tales como: sitios web, foros de discusión, grupos de Usenet, servidores de archivos, p2p [peer-to-peer], así como los sistemas informáticos individuales, la creación de un de inteligencia basada en sistema de recolección de datos en la red, tanto activa como pasiva. Nuestra atención se centra en nuevas técnicas para la inducción de sentido de las palabras, la resolución de la entidad, el análisis de redes sociales [y] el análisis de los sentimientos y las relaciones. (...) Investigar y desarrollar “técnicas computacionales para la recopilación de información lingüística y el aprendizaje de la web.

Escalofriante… y en desarrollo.

SitCen, la CIA europea

Las investigaciones de los “programas de vigilancia y control ciudadano” de Indect y otros sistemas similares parecen hechas a la medida de un organismo poco conocido de la Unión Europea: SitCen. El centro de inteligencia de la UE que desarrolla su actividad en las zonas oscuras de la política. SitCen fue promovido por Javier Solana y es “el germen de un servicio secreto para la UE inspirado en la CIA”. Opera bajo la supervisión del Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, ahora “Alta”. Su director es el británico William Shapcott, que fue consejero especial y asesor de Javier Solana. El Reino Unido, tan reticente en otros aspectos al desarrollo de una política común europea, controla los aspectos relacionados con la “seguridad” y el espionaje europeo. Es parte de la herencia Blair-Bush-Solana. Veámos: The Guardian informaba hace unos meses de las investigaciones encubiertas desarrolladas por laUniversidad de Bath para seguir la pista a decenas de miles de británicos “a través de la instalación de escáneres que capturan Bluetooth, señales de radio transmitidas desde dispositivos como teléfonos móviles, ordenadores portátiles y cámaras digitales. Estos datos sirven para seguir objetivos sin su autorización y sin garantía judicial.” Básicamente porque esos “objetivos” no habían cometido ningún delito ni eran sospechosos de cometer o encubrir ningún crimen. Gran Hermano. Good Morning. Los mismos políticos que acosan a Google y sus cochecitos…
y se presentan como “valedores” de las libertades presentando a Google como el “Gran Hermano”.Wynik cynik… Nos quedamos con Simon Davies, el prestigioso abogado y acádemico británico que ha decidido dedicar su vida a defender los derechos civiles frente al “tecno-poder” y que dirige Privacy International, que ante los descubrimientos de The Guardian repitió lo que ya sabía.

Esta tecnología trae una lluvia de dinero en efectivo de los gobiernos. En esto, Europa y su “agencia”, no está muy lejos de sus colegas de la CIA, el FBI y la NSA. Es el “juego” del espionaje.

Siemens Intelligence Platform

El grupo en defensa de la privacidad digital, Quintessenz, publicó una serie de documentos confidenciales que describen el programa de control de la red diseñada por Nokia Siemens, Ericsson y Verint. Siemens Intelligence Platform integra tareas de registro, almacenamiento e interpretación de llamadas telefónicas, correo electrónico, chats, blogs, redes sociales, transacciones bancarias, registros sanitarios… El producto se vende muy bien. Sus principales mercados son Oriente Medio y Asia: Irán, Egipto, Omán, China, India… Siemens, el gigante industrial alemán, se ha visto envuelto en numerosos escándalos por sobornos.The New York Times ha descrito a Siemens como “una red de cuentas bancarias secretas y consultores en la sombra” donde reina una cultura de la corrupción. Para Times en Siemens el soborno era un elemento más de su actividad cotidiana. La tendencia de los organismos de seguridad y sus socios corporativos a espiar a sus ciudadanos se ha acelerado mucho desde el 9 / 11 de septiembre. Una bendición para las corporaciones de defensa más grandes de EE.UU y Europa. Entre las diez primeras empresas listadas por Washington Technology en su ranking anual de los “Top 100” contratistas del gobierno, aparecen entre los diez primeros Lockheed Martin para Booz Allen Hamilton que han recibido de las arcas públicas, sólo en 2008, 68 mil millones de dólares. Como en el caso de Siemens, todas las corporaciones del “top diez” de contratación pública ocupan un lugar destacado en el Proyecto de Supervisión del Gobierno Federal de la Mala Conducta (FCMD) por “fraude contractual, daño al medio ambiente, falta de ética y violaciónes de los derechos laborales.No pasa nada. Estas empresas han trasladado parte de su actividad a la fabricación de hardware y softwarerelacionados con la vigilancia de redes sociales… Wired desveló en abril que el FBI está rastrea regularmente llamadas de teléfono y la actividad que se desarrolla en la red. La revista publicó una serie de documentos confidenciales para probarlo. New Scientist informó en 2006 que la Agencia de Seguridad Nacional financia la investigación sobre la recolección en masa de información sobre la actividad de los usuarios en las redes sociales. The Register, reveló que “el gobierno había subcontratado parte de su proyecto de vigilancia masiva al gigante EDS (ahora HP Enterprise Services tras pagar 13,9 mil millones de dólares).” Esa labor se lleva a cabo bajo los auspicios de la agencia de inteligencia (GCHQ), equivalente a la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos. En la “agencia del anillo” en Cheltenham se lleva a cabo “un proyecto secreto llamado Mastering the Internet”. En mayo, un documento filtrado del Ministerio del Interior británico probaba, además, que el gobierno británico solicitó la opinión sobre de los ISP sobre su disposición a “retener los datos” de navegación de los usuarios. Por las buenas o por las malas. The Register informó hace semanas que la consultora de tecnología Detica (propiedad de BAESystems) y el gigante mundial de la industria armamentísitica Lockheed Martin estaban proporcionando un software de espionaje a GCHQ de similares caracterísitcas a las avanzadas por el proyectoINDECT en el documento confidencial que dejo de serlo después de publicarlo WikiLeaks. Nick Cleggprometió acabar con esas prácticas... Catherine Ashton sigue en su puesto.

http://www.nacionred.com/derechos-humanos/la-ue-financia-sistemas-de-control-y-vigilancia-de-las-redes-sociales 

-------------

SENÉN CAMPOS MACEIRAS

A ESTRADA - 12/11/2.012

12/11/2012 11:40. Senén Campos Maceiras #. sin tema

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.